Lula pide un Nuevo Gobierno Mundial (de nuevo)

Publicado: 6 noviembre 2009 en america latina, eeuu, gobierno, nwo

lula-opep_630_07

 

Con críticas a Obama, Lula pide un nuevo gobierno mundial (modificando la banca)

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, pidió en Londres una nueva “gobernanza mundial” que conlleve cambios en instituciones multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM). “No podemos dejar que una recuperación de la economía, aunque parcial, aplace los cambios profundos y necesarios en la gobernanza mundial”, subrayó Lula. El brasilero aseguró, además, que su homólogo estadounidense, Barack Obama, se olvidó de América Latina tras haber prometido una nueva relación con el continente

En un seminario sobre las oportunidades de inversión en Brasil, organizado por el diario “Financial Times”(FT), el líder latinoamericano dijo que la crisis económica internacional, que “todavía no ha terminado”, ha tenido unos “efectos devastadores” no sólo para el sistema financiero, sino “sobretodo, en los países en desarrollo”.

“Es urgente recuperar empleos y renovar esperanzas. Esto exige una revisión de los paradigmas que llevaron a la economía global al borde del principio”, señaló Lula, en la segunda jornada de su visita de dos días al Reino Unido. Esa revisión, según el presidente, debe traducirse, por un lado, en que “la especulación financiera no puede comandar la economía y prevalecer sobre la producción”, y por otro, en que “el sistema financiero precisa ser regulado o fiscalizado”.

Ante un auditorio de líderes empresariales internacionales, el ex sindicalista admitió que hay avances en la refundación de las instituciones de Bretton Woods (sistema que alumbró un nuevo orden financiero mundial tras la II Guerra Mundial), pero “aún falta mucho para restaurar una gobernanza fuerte y transparente”.

Lula abogó por unas “nuevas estructuras y reglas que reflejen la emergencia de los países en desarrollo como actores indispensables en un mundo cada vez más interdependiente”. El jefe de Estado brasileño demandó cambios en dos organismos que nacieron como resultado de Bretton Woods: el FMI y el BM.

En su opinión, el FMI debe adoptar un “formato de asistencia financiera que no establezca condiciones e imposiciones sobre los países en desarrollo, como ocurrió en el pasado, y que garantice la supervisión efectiva y equilibrada de todos los países, incluidos los ricos”. Al mismo tiempo, el BM tiene que “maximizar su apoyo a las políticas anticíclicas, con prioridad para los países más necesitados del mundo en desarrollo”.

“Ese conjunto de iniciativas serán en vano sin instancias supranacionales de regulación”, advirtió Lula, al incidir en la necesidad de “mecanismos de control con alcance verdaderamente real”. Lula incidió en que la economía brasileña vive un “momento excelente” para la inversión extranjera.

Críticas a Obama

Lula aseguró, además, que su homólogo estadounidense, Barack Obama, se olvidó de América Latina tras haber prometido una nueva relación con el continente, y que él pretende reunir a sus homólogos de Colombia y Venezuela para que resuelvan sus diferencias, según publica hoy el diario Valor.

Lula se refirió a la política exterior brasileña en un desayuno que tuvo el jueves en Londres con los editores del diario Financial Times.

Según Lula, tras la Cumbre de las Américas celebrada en abril pasado en Trinidad y Tobago, en la que Obama prometía una nueva era de relaciones con América Latina, el presidente estadounidense se olvidó de la región.

“Yo le dije al presidente Obama después de esa reunión que estaba dando un puntapié inicial para establecer una relación más productiva con América Latina. El hecho concreto es que nada ocurrió después de eso, a no ser el golpe de Estado en Honduras”, afirmó Lula

La quinta economía mundial

Brasil se convertirá “entre 2016 y 2020 como muy tarde en la quinta economía del mundo”, según la predicción de su presidente, Luiz Inácio Lula da Silva.

Será una economía fuerte, mucho más desarrollada desde el punto de vista tecnológico y el educativo y también “aún más democrática que la actual”, afirma Lula, en una entrevista con el diario Financial Times.

El Presidente brasileño pronostica un crecimiento económico del 5 por ciento o más en 2010 y dice que el país seguirá creciendo “de modo sostenible” en los años siguientes.

“Es un momento glorioso, casi mágico de la historia del Brasil”, afirma Lula tras explicar que el país tendrá que acometer un ingente programa de inversiones con vistas al Mundial de Fútbol en 2014 y los JJ.OO. de Río, dos años más tarde.

Lula participa hoy en Londres en un seminario sobre inversiones en Brasil organizado por el Financial Times y, tras una audiencia con la reina Isabel II, recibirá el premio del Instituto de Relaciones Internacionales de Londres Chatham House, que reconoce anualmente “la aportación más significativa a la mejora de las relaciones internacionales en el año anterior”.

Lula afirma que su presencia en esta capital, como los viajes que realizará a Alemania y, el próximo año, a España tiene como objetivo precisamente atraer inversiones privadas a su país en beneficio de sectores como el petrolero, la construcción o los trenes de alta velocidad.

En su entrevista con el periódico británico, Lula afirma que, aunque Brasil debe “hacer ajustes como otros”, “no hay ningún otro país que tenga actualmente una posición fiscal tan sana” y recuerda al respecto que hay un proyecto de ley de reforma fiscal ante el Congreso.

Preguntado por cómo capeó Brasil la crisis económica, Lula explica que su gobierno comenzó a adaptar una serie de medidas en 2007 “sin saber que iba a haber crisis”.

Cuando estalló, se tomaron medidas contracíclicas que facilitaron los créditos y la financiación de sectores concretos de la economía, se procedió a una reducción de los impuestos que gravan los automóviles, las lavadoras, la maquinaria agrícola o el material de construcción.

Según Lula, su gobierno no trabaja con la idea de que la crisis ha terminado, pero sí que “se puede superar” y se propone para ello seguir impulsado las inversiones en una economía diversificada.

En relación con la próxima cumbre sobre el cambio climático de Copenhague, el Presidente brasileño expone el compromiso de su país de reducir en un 80% de aquí al año 2020 la deforestación de la Amazonia.

FUENTE

About these ads
Comentarios
  1. cristobal dice:

    o Todos parecen tan distantes, pero piden lo mismo,Humm que sera eso??

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s