El Nuevo Orden Mundial en frases

Publicado: 23 junio 2009 en comunicacion, informacion, nwo

No existe manera más clara de entender el sentido del llamado Nuevo Orden Mundial, que leer los dichos de los artífices y detractores de esta controvertida realidad global. En la edición de Planeta X presentó algunas frases que quizá no forman parte de los libros de historia, pero es importante conocerlas:

“En la política, nada sucede por accidente. Si sucede, usted puede apostar que así se planeó” (Franklin Delano Roosevelt).

“Cuando uno llega a ser presidente de un país hay otra persona que toma las decisiones, y uno advierte que puede ser un ministro virtual” (Bill Clinton, 1998).

“La Era Tecnotrónica va diseñando paulatinamente una sociedad cada vez más controlada. Esa sociedad será dominada por una elite de personas libres, de valores tradicionales, que no dudarán en realizar sus objetivos mediante técnicas depuradas con las que influirán en el comportamiento del pueblo, y controlarán y vigilarán con todo detalle a la sociedad, hasta el punto en que llegará a ser posible establecer una vigilancia casi permanente sobre cada uno de los ciudadanos del planeta” (extraído de la obra “La Era Tecnotrónica”, de Zbigniew Brezinsky, principal consultor del Grupo Rockefeller y artífice del Nuevo Orden Mundial).

“Aquellos que fabrican y emiten el dinero y los créditos son precisamente quienes dirigen las políticas gubernamentales y tienen en sus manos el destino de la gente” (Reginald McKenna, presidente de The Midlands Bank of England).

“Si algún día los americanos permiten que los bancos controlen la emisión de su moneda, los bancos y las corporaciones que crecerán en derredor de ellos los privarán de todas las propiedades, hasta que un día sus hijos se despertarán sin casas en el continente que ocuparon sus padres” (Thomas Jefferson).

“Hoy día en los Estados Unidos tenemos efectivamente dos gobiernos que están en operación… Tenemos al gobierno debidamente constituido,… y luego tenemos a un gobierno independiente en el Sistema de Reserva Federal, al cual no se le puede controlar ni coordinar, y que es el que maneja los poderes monetarios otorgados al Congreso por la constitución” (Wright Patman, presidente del House Banking Committee).

“El capitalismo, actual ideología triunfadora, tiene el arma más poderosa de conquista: el dinero. La historia de la actual dominación fue perfectamente planificada desde hace mucho tiempo. Desde que Estados Unidos se proclamó independiente, fraternidades económicas mundiales se instalaron en ese país para tomar el control económico y de esta forma el político. Usando políticas de expansión, viejas “familias” poderosas de Europa expandieron a las nuevas tierras sus dominios. Sociedades secretas establecieron sus nuevos imperios, desde los cuales partirían sus estrategias financieras y políticas. Johanes Rockefeller inmigró a América y su descendiente, John D. Rockefeller, se convirtió en el líder del monopolio del petróleo. Con el tiempo, aliado a intereses europeos, promulgaron la creación de numerosas entidades mundiales. Su propósito: la instalación de su poder en todo el mundo para la conquista lenta y paulatina mediante la infiltración del poder económico. Ellos planificaron el establecimiento de varias organizaciones de poder internacional: la Reserva Federal, el Consejo de Relaciones Exteriores, la Comision Trilateral, el Bilderberg Group y las mismas Naciones Unidas. El objetivo final: la creación de un Nuevo Orden Mundial” (William Cooper, ex-miembro de la Inteligencia Norteamericana -asesinado-. Extracto del informe sobre El Nuevo Orden Mundial).

“Estados Unidos es el blanco y la oficina central. Una vez dominado Estados Unidos, el resto del mundo sería fácil de dominar” (Dr. Larry Bates, economista y autor del libro “The New Economic Disorder”).

“El CFR (Concejo de Relaciones Exteriores, rama fundamental del Nuevo Orden Mundial) es una parte central de la sociedad americana que fue originada en Inglaterra. El CFR, junto con el Movimiento de Unión Atlántica y el Concilio del Atlántico de los Estados Unidos, cree que las fronteras nacionales deben ser eliminadas y que un solo gobierno mundial debe ser establecido. Lo que los Trilaterales (referente a la Comisión Trilateral: Estados Unidos, Europa y Japón) realmente intentan es la creación de un poder económico de proporciones globales superior al poder político de cualquier nación o estado involucrado. Como líderes y creadores de este sistema, ellos gobernarán el mundo. Desde mi punto de vista, la Comisión Trilateral representa un esfuerzo coordinado por tomar el control y consolidar los cuatro centros del poder: político, monetario, intelectual y eclesiástico” (Senador Barry Goldwater –“With No Apologies”, 197 , pág. 128 y 284).

“Aquel que no vea que en la Tierra se está llevando a cabo una gran empresa, un importante plan en el cual colaboramos como siervos fieles, está ciego” (Winston Churchill).

“Las políticas promovidas por el CFR en materia de defensa y de relaciones internacionales se han vuelto las políticas oficiales del Gobierno de los Estados Unidos. El CFR predominó en el Departamento de Estado del presidente Kennedy, así como su Gabinete y el equipo de su secretario de Estado, Dean Rusk. Anthony Lukas, del “New York Times”, escribió un artículo en el que decía: ‘De los primeros 82 nombres de la lista preparada para ayudar al equipo del Departamento de Estado del presidente Kennedy, 63 eran miembros del Concilio’. Kennedy una vez dijo: ‘Me gustaría tener nuevas caras por aquí, pero siempre me asignan los mismos viejos nombres’ ” (James W. Wardner, “The Planned Destruction of America”, pág.60).

El senador John R. Rarick hizo la siguiente declaración acerca de las secretas labores del Grupo Bilderberg ante la Casa de los Representantes:
“Yo he hecho un llamado de atención a nuestros colegas a centrar las investigaciones sobre el Grupo Bilderberg -un grupo elite internacional compuesto por altos oficiales internacionales, así como financieros, hombres de negocios y creadores de opiniones”.

“Esta exclusiva aristocracia internacional sostiene encuentros altamente secretos anualmente en varios países. La información limitada que se encuentra disponible acerca de lo que se planea en estas reuniones revela que ellos discuten sobre materias de vital importancia que afectan las vidas de todos los ciudadanos…”.

Una declaración en 1991 de David Rockefeller, durante una reunión secreta del Grupo Bilderberg, dice:
“Estamos agradecidos con el “Washington Post”, el “New York Times”, la revista “Time”, y otras grandes publicaciones cuyos directores han acudido a nuestras reuniones y han respetado sus promesas de discresión por casi 40 años. Hubiera sido imposible para nosotros el haber desarrollado nuestro plan para el mundo si hubiéramos sido objeto de publicidad durante todos estos años” (Larry Abraham, “Insider Report,” enero 1992, pág. 2).

“Los imperios económicos internacionales están interesados en promover el endeudamiento de los gobiernos. Cuanto más alta es la deuda, más caros son los intereses. Pero además pueden exigir al presidente de turno privilegios fiscales, monopolios de servicios o contratos de obras. Si éste no acepta provocarán su caída, promoviendo disturbios y huelgas que, al empobrecer a la nación les obliga a claudicar ante lo que piden” (Carrol Quigley, extraído del libro “Tragedy and Hope”).

“Sinceramente creo, al igual que usted, que los poderes bancarios son más peligrosos que los ejércitos armados…” (Thomas Jefferson en una carta a John Adams).

“Los oficiales económicos de los países más grandes deben comenzar a pensar en términos de manejar una sola economía mundial, junto con el manejo de relaciones económicas internacionales entre los países” (La Reforma de las Instituciones Internacionales: Un Reporte de la Trilateral Task Force en Las Instituciones Internacionales para la Trilateral Commission, New York: “The Trilateral Commission”, 1976, pág. 22).

“El único interrogante de nuestro tiempo no es si el Gobierno Mundial será alcanzado o no, sino si será alcanzado pacíficamente o con violencia. Se quiera o no, tendremos un gobierno mundial. La única cuestión es saber si será por concesión o por imposición” (James Paul Warburg, patrón del grupo financiero S. G. Warburg, miembro de la Round Table y del CFR, en una alocución pronunciada ante una comisión del Senado estadounidense).

“Solo dénme el control sobre la moneda circulante de las naciones, sin importar quién escriba las leyes” (El barón M. A. Rothschild, siglo XVIII).

Brezinsky y Rockefeller invitaron a Carter para que fuera miembro de la Comisión Trilateral en 1973. Ellos comenzaron inmediatamente a buscar la Presidencia. “Nuestros líderes se han rehusado a decir la verdad. Si nosotros, que profesamos la creencia en la libertad, no despertamos ante estos sucesos, el mundo estará encaminado hacia un período de esclavitud…”. (Senador Barry Goldwater, “With No Apologies”, pág. 299).

“Una sociedad como ésta será dominada por una elite cuyo reclamo por el poder político estará basado en un sentimiento de superioridad científica. Esta elite buscará todos los medios para lograr sus fines políticos, tales como las nuevas técnicas para influenciar el comportamiento de las masas, así como para lograr el control y la sumisión de la sociedad” (extraído del libro “Between Two Ages,” pág.300, de Zbigniew Brezinsky, fundador y creador intelectual de la Comisión Trilateral).

El 11 de septiembre de 1991, en un documento enviado al Congreso titulado “Hacia un Inminente Nuevo Orden Mundial”, el presidente Bush dijo: “La crisis en el Golfo Pérsico ofrece una única oportunidad para movilizarnos hacia un período histórico de cooperación. Después de estos tiempos problemáticos, un Nuevo Orden Mundial puede surgir, en el que todas las naciones del mundo, del este y del oeste, del norte y del sur, puedan prosperar y vivir en una convivencia armoniosa que debe nacer”.

“La estructura que debe desaparecer es la nación” (Edmond de Rothschild, en declaraciones a la revista “Enterprise”).

Sin lugar a dudas vivimos sumergidos en una realidad que nos impide ver la importancia de lo que sucede frente a nuestras narices. Un Nuevo Orden Mundial está tomando la forma de un monstruo que amenaza con destruir la soberanía de los Estados libres y con ello limitar las libertades individuales de sus habitantes. Un Nuevo Orden controlado por unos pocos y que incide en el futuro de muchos.

Nota Reproducida con permiso de la Revista El Planeta Urbano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s