Venga tio, mueve el culo!

Publicado: 23 septiembre 2009 en alimentacion, asesinato, aviso, cancer, codex alimentarius, conspiraciones, despoblacion, encubrimiento, enfermedades, eugenesia, hambre, nwo

“El tema DESPOBLACION se ha convertido en la cenicienta de los ambientalistas”

bg_9880954

Una drástica reducción de la población para salvar el planeta

1227112363_351755_fotonoticia_normal_0

Una drástica reducción de la población del planeta resolvería losproblemas ambientales. Esto es lo que propone la corriente de ‘EcologíaProfunda’, cuyo fundador, el reputado filósofo noruego Arne Naess,acaba de fallecer a los 96 años. Pese a sus ideas radicales, el quefuera catedrático de la Universidad de Oslo de 1939 a 1970, estáconsiderado uno de los principales filósofos noruegos del siglo XX. Susteorías han sido acogidas por diversos grupos de ecologistas radicales.

“Tenemos el objetivo no sólo de estabilizar la población humana,sino también de reducirla a un mínimo sostenible”, afirmaba Naess enuna entrevista realizada para el libro ‘Deep Ecology for the 21stCentury’. “Pienso que no necesitaríamos tener más de mil millones de personas para tener la variedad de culturas que teníamos hace 100 años”, defendía.

Este pensamiento ecológico, fundado en 1973, concede la máximaprioridad a la protección del planeta y a la preservación de lossistemas ecológicos, donde todos los seres vivos —incluido el hombre—tienen el mismo valor (lo que se conoce como igualdad biocéntrica).Este polémico movimiento no tardó en recibir críticas, como las delchileno Carlos Martínez, filósofo especializado en temas ambientales, profesor del Instituto de Políticas Públicas de la Universidad Finis Terrae de Chile, y autor de varios artículos y del libro ‘Ecología Profunda: aportes al debate’. Hablamos con él.

Para Martínez, “Naess era un filósofo muy serio y sus ideas fueron un verdadero aporte para la valorización de la naturaleza en los últimos 30- 40 añosy la crisis ambiental”. Naess, que fue galardonado con la Orden NoruegaReal de San Olav y el Premio del Consejo Nórdico por la Naturaleza y elMedio Ambiente en 2002, quiso resaltar el valor intrínseco de la naturaleza en una sociedad industrial.”Su gran error fue rebajar la dignidad del hombre. Equiparó al serhumano con la naturaleza, algo que va en contra de la razónantropologica y del pensamiento moderno. Si este movimiento hubieraexistido hace 300 años no hubiera habido Revolución Francesa, niDeclaración de Derechos Humanos ni progreso humano”, explica estechileno.

Martínez, que dirige la organización para el desarrollo sostenibleOikos, es consciente de que el mundo no va a soportar la enorme cargade la población actual, pero a diferencia de Naess, no ve el peligro enla sobrepoblación sino en su distribución. Para él, “el problema es lapobreza y la falta de equidad en la distribución de la riqueza en elmundo. Nuestra población es una gran consumidora de la naturaleza y lasolución al problema reside en las tecnologías, de las cuales Naesssentía una gran desconfianza”. Este filósofo chileno incide en que esimposible decir a un país pobre que abandone su camino hacia eldesarrollo a favor de la naturaleza. “La postura de Naess es volver al estado más primitivo,donde el hombre tiene el mismo valor que la naturaleza, y esto no esviable en el pensamiento moderno, por el cual el hombre es un sujetoque puede intervenir en la transformación de la naturaleza”, apuntaMartínez.


Legalizar el aborto, fomentar la anticoncepción, la vasectomía y la esterilización masivade mujeres —sobre todo en zonas de alta tasa de natalidad, como África—o las nuevas formas de matrimonio como el grupal y poliándrico (queproporciona la vida en familia pero sin muchos hijos) son algunas delas medidas que proponen los seguidores de la ecología profunda pararesolver los problemas ambientales. “Incluso llegaron a cuestionar laayuda económica a países pobres porque decían que era mejor dejaractuar a la naturaleza”, lamenta Martínez. A todo esto hay que sumarleel dilema ético de ¿quién elige cuánta gente sobra? y ¿quién decidequienes son los que sobran? Naess, que fundó la Escuela de Oslo y fuecatedrático durante más de 30 años, era un seguidor del filósofo panteísta Benito Espinosa y de ahí su interés por convertir la naturaleza en una religión.

Con todo, para Martínez, el pensamiento de Naess ha tenido unainfluencia positiva y otra negativa. “Lo bueno es que la gente hatomado una mayor conciencia del valor de la naturaleza y de la crisisambiental; y lo malo es que se han generado muchos grupos ideológicos yorganizaciones ecológicas —sobre todo estadounidenses, como Earth First, Rainforest Action Network (RAN)…—que han llevado la postura de este gran filósofo a un radicalismointolerante que se opone a todo lo que promueve el desarrollo y a otrasvisiones ambientales”.

FUENTE

Somos demasiados

La reducción de la población humana es fundamental para solucionar los problemas ambientales del planeta.


Así lo señaló el director del Equipo Británico deInvestigación de la Antártida (BAS por sus siglas en inglés), ChrisRapley, quien advirtió que la población global -estimada en 6.000millones de personas- es insostenible.
Según señaló Rapley a la BBC, si el número de habitantesde la Tierra no disminuye no se podrán contrarrestar problemasambientales tales como el cambio climático.


Actualmente, el tamaño de la población es el doble de lo que los recursos naturales del planeta pueden soportar.


La “cenicienta”


Según Rapley, el tema de la población es la “cenicienta”del movimiento ambientalista en este momento pues, debido a los grandesdilemas éticos que implica, muchos reconocen el problema en privadopero no en público.
No obstante, según sostiene, si no se toman lasmedidas necesarias el bienestar y la calidad de vida de lasgeneraciones futuras se verán afectadas.
El director del BAS argumenta que la ciencia nos puede decir cuál debe ser el tamaño de una población sustentable.


De acuerdo a su estimación, el número ideal sería entre2.000 y 3.000 millones de personas y no los 6.000 millones que tenemosactualmente, o los 9.000 millones que se estima habrá habitando elplaneta en 2050.
Hasta ahora, señaló Rapley, en lasreuniones interdisciplinarias que abordan el tema ambiental del planetade manera global, los demógrafos y los especialistas en población estánausentes.
Los investigadores necesitan trabajar en el temademográfico y las convenciones sobre biodiversidad y cambio climáticode la ONU deben contar en sus deliberaciones con especialistas enpoblación, indicó.

FUENTE

Mantener la humanidad a menos de 500 millones exf2

Extracto traducido de una de las Piedras Guias de Georgia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s