Archivos de la categoría ‘paz’

OPINION:

En estos tiempos que nos tocan vivir lamentablemente somos testigos impavidos de la crueldad en un nivel de escalacion superlativo.

Lo terrible de este problema no es solamente presenciar el levantamiento de hermano contra hermano sino la asistencia como espectador de privilegio de los estados nacionales y su falta de accion concreta en politicas de integracion social que minimicen este problema.

Al contrario, las politicas de estado atienden las necesidades de las corporaciones y grandes grupos economicos, porque, segun indica la receta de Adam Smith, si cuidamos de las empresas nos asegura empleo y prosperidad economicas, cosa que hemos visto ser incorrecta y manipulada hasta el hartazgo como falacia historica.

(más…)

Anuncios

Obama: “Los instrumentos de la guerra desempeñan
un papel para la paz”

Barack Obama ha recogido en Oslo el Premio Nobel de la Paz. La elección del presidente de los Estados Unidos sorprendió al mundo entero y muchos hablaron de cómo el “efecto Obama”, con a penas un año en el poder, había deslumbrado a los miembros de la Academia sueca. Hoy Obama recibirá uno de los Nobel más polémicos de los últimos años. Durante su discurso, Obama ha afirmado que “los instrumentos de la guerra tienen un papel que desempeñar para mantener la paz”.

(más…)

Informe Iron Mountain sobre la posibilidad y conveniencia de la paz

 

ADVERTENCIA AL LECTOR

 

La historia oficial afirma que “El Informe de Iron Mountain sobre la Posibilidad y Conveniencia de la Paz” es una falsificación perpetrada en el año 1967 por un grupo de graciosos que fabricaron un “informe”, supuestamente producido por un “banco de cerebros” norteamericano, con el fin de “revelar” los principales planes de una gran conspiración mundial de ultraderecha…

Al denominar el informe como “Iron Mountain”, se estaría aludiendo a su teórico emisor, el Instituto Hudson originalmente fundado por los padres de la cibernética, Herman Kahn y Norbert Wiener. Se dice también que el documento habría sido comisionado por el entonces secretario de defensa estadounidense, Robert McNamara (conspicuo miembro del Council on Foreign Relations y la Trilateral Commission, y ex-presidente del Banco Mundial).

El problema que hace que este informe aún preocupe a muchas personas, es el hecho de que, cuando se publicó originalmente, un amplio sector de la opinion publica especializada lo consideró absolutamente genuino y verídico. Se dice que por eso, resultó necesario crear – a posteriori – una narración “explicativa” que permitiera aseverar que el informe era “falso” y nada más que “una chanza” pergeñada por un grupo de traviesos universitarios que se pasaron de la raya.

En rigor de verdad, entre los que en su momento le dieron credibilidad estuvieron varios periodistas del prestigioso diario “The New York Times”. Este medio llegó a insinuar que uno de los autores del Informe era el conocido y famoso economista John Kenneth Galbraith. Cierto o no, lo concreto es que Galbraith jamás desmintió la versión.

Más aún: escribiendo bajo el seudónimo de Herschel McLandress, Galbraith llegó a decir:

“Pondría mi prestigio personal detrás de la autenticidad de sus conclusiones. Mis reservas solo se relacionan con la conveniencia de darlas a conocer a un público que obviamente no está en condiciones de interpretarlo”.

El Informe de Iron Mountain fue vuelto a publicar en 1996 (The Free Press, Nueva York) por Leonard Lewin quien procuró “tranquilizar” a la opinión pública diciendo que él mismo había sido el autor de aquella supuesta falsificación. Sus argumentos, sin embargo, convencen mucho menos de lo que puede llegar a convencer el Informe mismo.

De hecho, el Informe resulta tan sorprendentemente convincente que la discusión sobre la real autenticidad del documento seguirá, sin duda, por mucho tiempo. Pero, a la luz de los acontecimientos que han ocurrido en el mundo durante los últimos 35 años, su credibilidad solo aumenta. Suele traer a la memoria otros textos apócrifos cuyos contenidos, sin embargo, resultan tan acertados que solo queda repetir aquel conocido apotegma italiano que dice: “si non e vero, e ben trovato”….

Saque el lector sus propias conclusiones.

(más…)

Deseos para Niños

Publicado: 10 agosto 2009 en amor, deseos, justicia, niños, paz, respeto, seguridad

Deseos para niños.

Que sean niños los niños.

Que sean niños, y no clientes de las compañías de celulares, o vendedores de rosas en los bares, o estrellas descartables de la televisión.

Niños, no limpiavidrios en los semáforos, o botín de padres enfrentados o repartidores de estampitas en los subtes.

Que no sean niños soldados, los niños. Que sean niños los niños, simplemente.

Que no sean foto de un portal pornográfico.

Que no sean los habitantes de un reformatorio.

Que no sean costureros en talleres ilegales de ningún lugar del mundo.

Que sean niños los niños, y no un target.

Que no sean los que pagan las culpas. Los que reciben los golpes. Los bombardeados por publicidad.

Que sean niños los niños. Todo lo aniñados que quieran. Todo lo infantiles que quieran.

Todo lo ingenuos que quieran. Que hagan libremente sus niñerías.

Que se dediquen a ser niños y no a otra cosa.

Que no sean los que no juegan, los acosados por las preocupaciones, los tapados de actividades.

Que sean niños los niños y se los deje preguntar sin levantar la mano, formar filas torcidas, llevar alguna vez la Bandera no por ser mejor alumno, sino por ser buen compañero.

Que sean niños los niños y no los incentivados con desmesura a consumir todo lo que saca el mercado.

Que sean niños, y no los que aspiran pegamento en una esquina o fuman paco en la otra, tan de nadie, tan desprotegidos.

Niños, no nombres que tienen que rogar por recibir el apellido paterno o la cuota de alimentos.

Que sean niños los niños.

Y que los niños sean lo intocable, que sea la gran coincidencia en cualquier discusión ideológica; que por ellos se desvelen los economistas de todas las corrientes, los dirigentes de todos los partidos, los periodistas de todos los medios, los vecinos de todas las cuadras, los asistentes sociales de todas las municipalidades, los maestros de todas las escuelas.

Que sean niños los niños, y no el juguete de los abusadores.

Que sean niños, no “el repetidor” o “el conflictivo” o “el que nunca trae los deberes”.

Niños, y no los que empujan el carro con cartones.

Que sean niños los niños, simplemente.

Que ejerzan en paz el oficio de recién llegados.

Que se los llame a trabajar con la imaginación o con lápices de colores.

Que se los deje ser niños, todo lo niños que quieran.

Y que los niños sean lo importante, que por ellos lleguen a un acuerdo los que nunca se ponen de acuerdo; que por ellos se dirijan la palabra los que no se hablan, que por ellos hagan algo los que nunca hicieron nada.

Que sean niños los niños y que no dejen de joder con la pelota.

Que sean niños en su día. Que lo sean todos los días del año. Que sean felices los niños, por ser niños.

Inocentes de todo lo heredado.

Mex Urtizberea

(Gracias Tito!)